Análisis – Astronomic Rise of a New Empire

Análisis – Astronomic Rise of a New Empire

4X Estelar inacabado

 

 

Mucha gente recordará aquel clásico juego online de hace años gratuito llamado OGame, que por cierto todavía persiste aunque ya no tiene el tirón que tenía en aquel momento. Pues bien, desde hace muchos años yo llevo buscando un juego que transmita la idea de este antiguo juego online, pero que a la vez no tenga la necesidad de estar perfectamente conectado como tenía aquel.

Esto es al final un videojuego 4x en el espacio en el que hay que gestionar planetas, defenderse de los enemigos, conquistar otros planetas y terminar expandiéndose hasta ser la civilización más poderosa de la galaxia. Así pues pensé que el videojuego que os traigo hoy merecía la pena ser probado a ver si me transmitía esta sensaciones.

Damos gracias nuevamente a GamePress por la oportunidad de probar este videojuego para PC que se llama Astronomic. Sus editores JayFiArts han hecho realmente un esfuerzo para que este su primer juego, actualmente en acceso anticipado, tenga a la par sencillez y profundidad, aunque debemos decir que no lo consiguen del todo.

 

Pantalla de inicio

Nada más comenzar el juego, nos encontraremos con que es un juego de estrategia que tenemos tan sólo en inglés, con unos gráficos de calidad media alta y un decente acompañamiento del sonido.

Como podemos ver, la pantalla de inicio es algo sencillo e intuitivo, y realmente en este sentido, podemos decir que la idea del juego se cumple, que los editores definen como Astronomics Rise of a New Empire es un juego de estrategia global en tiempo real 4X fácil de aprender. Controla tu facción en un conflicto intergaláctico.

Gestiona tu economía, lleva a cabo negociaciones diplomáticas y construye una flota para gobernar la galaxia.

 

 

El juego, que podemos observar que está en acceso anticipado o early access, permite directamente entrar a jugar, y es lo que realmente queremos hacer. Es un juego con lineas claras y atractivo de manera visual al entrar. Y lo bueno es que no nos vamos a encontrar con la complejidad de otros como Stellaris o Sin of a solar Empire.

 

¡Empezando a jugar!

A la hora de comenzar a jugar este juego tiene un tutorial insertado en la partida, lo que ayuda a entender los conceptos básicos del juego, que realmente no son demasiados. Partiendo de los recursos iniciales, te comienza a dar algunas pistas y objetivos de lo que tienes que hacer, ya que en el comienzo de la partida, únicamente comienzas con un planeta desnudo y una nave.

 

 

Los planetas están bien representados, sobre un fondo adecuado, y el tutorial, pese a que tenemos únicamente los idiomas alemán e inglés disponibles, es sencillo, directo, y con representaciones cuando tenemos que utilizar el ratón. Esto hace que sea realmente fácil seguirlo, y que comencemos inmediatamente a ver cómo va la mecánica del juego.

 

Disfrutando de la partida

El concepto de la partida es sencillo, hacerse con todo el mapa estelar que tenemos delante, mediante el control de planetas y asteroides, en los cuales se realizará minería, si es que son de nuestra facción. Todo ello se deberá combinar con el desarrollo del planeta inicial y los que vayas obteniendo posteriormente (compra o conquista), y manteniendo una evolución tecnológica, flota y a la población contenta.

Y es que una de las primeras lecciones que el jugador aprende es la importancia de equilibrar las necesidades de la población, que se divide en clases alta, media y baja. Cada clase tiene diferentes necesidades y estadísticas, lo que requiere una atención cuidadosa para garantizar la estabilidad y el crecimiento del imperio.

Además, cada una de las clases está dividida en dos partes (agricultores o trabajadores, por ejemplo), y podemos primar a una sobre otra en un planeta y al revés en otro, si queremos que un planeta sea industrial y el otro más un planeta que sea agrario y suministre al primero, como si fueran los mundos agrícolas que suministraban alimento a Trantor, capital de Imperio Galáctico de Asimov.

Se destaca la importancia del trabajo de la clase baja, sobre todo, la más numerosa, y la necesidad de mejorar sus condiciones laborales. Además, la subida o bajada de los salarios mínimos y cómo impacta realmente en los trabajadores y la economía global puede ser un elemento de tensión en todo el imperio

 

 

La investigación y el desarrollo tecnológico son aspectos cruciales para el progreso en “Astronomics“. Desde la construcción de universidades hasta la investigación de nuevas tecnologías, el jugador debe priorizar sus recursos para avanzar en diferentes áreas y obtener ventajas estratégicas sobre sus competidores, como pueden ser costos más baratos para la explotación de asteroides mineros, una mayor producción de los diferentes edificios del anillo planetario que comentaremos después La investigación estará realizada por la clase de los investigadores, que a mayor cantidad de ellos en el total de los planetas darán mayores puntos de ciencia que se gastarán en este objetivo.

 

 

El comercio entre planetas emerge como una estrategia clave para generar ingresos y recursos adicionales, y al final no quedará otra que recurrir a él, ya que llega un momento en que los recursos de tus planetas no son nada si no los puedes convertir en dinero efectivo. Sin embargo, el jugador se enfrenta a desafíos al establecer rutas comerciales efectivas y rentables.

Además, existe la posibilidad de enviar agentes a otros planetas para recopilar información y realizar acciones diplomáticas, o bien utilizar agentes para gobernar el propio imperio. Esto es un elemento muy interesante, ya que depende de las características personales de cada político, su nivel, su potencial podremos ponerlo mejor en un planeta militar, uno algo más levantisco o quizás en uno agrícola.

O quizás recauda más impuestos. Existe, para cada planeta, la posición del gobernador, y otros que serían equivalentes a ministros, especializados en algunas áreas específicas.

La expansión y evolución de los planetas es esencial, así como de los asteroides asociados (ya que se deben asociar los asteroides a los planetas, lo que transferirá su recurso al planeta correspondiente). Veremos que todas las producciones/gastos vienen expresadas en unidades por minuto, lo que hace de este juego un RTS, un real time strategy que implica una producción y su control de un modo más profundo de lo que parecería.

 

 

Cada planeta, para construir requiere su anillo planetario, en el que podemos construir 4 edificios, y no más. Se pueden eliminar, claro está, pero hay que elegir sabiamente qué construir, para poder producir. Tenemos fábricas, que transforman el mineral de los asteroides en elementos utilizables, pero hay que elegir a cuales.

En primer lugar, a lingotes, y luego a elementos necesarios para la construcción de naves. Por otro lado, universidades, granjas son otros de los edificios posibles. Por cierto, que cada planeta tiene sus estaciones, y esto puede ser muy importante a la hora de las cosechas o incluso del humor de sus habitantes.

 

 

La exploración del universo es una parte emocionante del juego, donde el jugador se encuentra con otros planetas y asteroides, algunos de los cuales pueden representar una amenaza, ya que tenemos otras civilizaciones galácticas, que nos impiden el paso al mayor deseo de toda civilización, el dominio universal.

Esta dinámica plantea la presencia de un elemento de conflicto que añade profundidad y emoción a la experiencia de juego, pero también, como hemos dicho, el elemento de la negociación. Por último, tenemos el diseño y construcción de naves, que además deben ser desbloqueados muchos elementos con la investigación. Existe un número limitado de naves a tener en la flota, pero aumentable con la población de pilotos.

 

 

Si vamos ahora con los puntos negativos, en primer lugar me descoloca mucho que las estrellas estén tan sólo en el fondo, y que los planetas estén solitarios, sin lunas, sin nada en sus entornos, y todos sean del tipo rocoso terrestre. Esto si que lo separa de otros grandes del género, y hace que quedemos algo descolocados en un universo tan rico. Hasta el Spore tenía una cantidad inmensa de alternativas.

Otro de los aspectos que surgen al explorar “Astronomic” son los problemas técnicos que algunos jugadores han experimentado, y que yo personalmente he sufrido bastantes veces. Los crasheos repentinos han sido bastante continuos, y agradeciendo que el guardado de la partida sea casi automático y continuo, tengo que decir que estos contratiempos pueden afectar significativamente la experiencia de juego y la satisfacción del jugador.

Por otro lado, se necesita mayor variedad de opciones de investigación, que al final se quedan muy cortas, una diplomacia más desarrollada y con una IA algo más flexible y una mayor personalización de naves espaciales, dado que todas parecen iguales, además de que son bastante feas en cuanto al color, que es prácticamente uniforme. Tampoco hay un modo sencillo de localizar las flotas concretas, y los combates se notan “ortopédicos”.

 

 

OPINIÓN:

En conclusión, “Astronomics: Rise of a New Empire” ofrece una experiencia prometedora en el género de estrategia espacial, pero no está exento de limitaciones y áreas de mejora. A medida que el juego continúe su desarrollo, es crucial que los desarrolladores escuchen el feedback de los jugadores y realicen las actualizaciones necesarias para mejorar la experiencia general.

Hablando desde mi corazón, creo que es un juego sencillo, pero a la par todavía incompleto. Creo que puede llegar a unas cotas bastante altas, ya que la comprensión y la profundidad son asequibles, así como su curva de aprendizaje, pero la verdad es que se siente como un verdadero early access, desarrollo temprano.

GRÁFICOS: La estética de los planetas está bien cuidada, así como los fondos, los desplazamientos. Sin embargo, las naves dan un punto discordante

HISTORIA: La historia está hilada a medias, necesitaría más lore de las facciones y más conocimiento de ellas para poder destacar.

SONIDO: Sonido adecuado y de fondo. Los combates tienen sonidos de lucha.

JUGABILIDAD: Quizás de lo mejor, con una curva de aprendizaje sencilla y unos controles nada complejos. Cuidado, que sin embargo hay algunas cosas que no son del todo cómodas.

 

 

Desde Somos Gaming queremos dar las gracias a GamePress y JayFiArts por facilitarnos clave digital del juego

Síguenos en X para no perderte nada, en nuestro canal de Youtube y en nuestros canales de WhatsApp y Telegram

Pablo
Últimas entradas de Pablo (ver todo)
Facebook
Twitter
Telegram
Skype
Pinterest
Digg
LinkedIn
Reddit
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *