TENDENCIAS HOY

Análisis – Sagres

Análisis – Sagres

“Saudade” por la era de la navegación

 

 

Hoy vamos a encontrarnos con un juego curioso. De estética, de estilo, de jugabilidad, de interés, de concepto y sobre todo, desde su planteamiento inicial. Hoy tenemos aquí Sagres, un juego basado en el mito de la escuela de navegación de Sagres creada por el no menos recordado Enrique el Navegante de Portugal

Enrique el Navegante. Príncipe de Portugal en el siglo XV, fue uno de los instigadores de la conquista de Ceuta, plaza fuerte de los piratas en el norte de África, que desde entonces hasta hoy ha estado en manos europeas, pasando de Portugal a España con la unión de ambas coronas con Felipe II. El impulso que este personaje dió al estudio de la navegación y a la exploración (y al comercio, todo sea dicho) por las costas de África y el mundo llevó a transformar la concepción del orbe occidental para rematar con la llegada a la India, a América y la vuelta al mundo. 

Y de esto va el juego. De explorar. De navegar. De encontrar lugares ocultos, de llegar a nuevas costas, de gestionar tu tripulación, de hacer dinero. Tengo que decir que mis expresiones con el equipo de Somos Gaming sobre este juego son todas muy buenas, y es que me ha enganchado. La verdad es que este videojuego merece, y mucho, la pena desde mi punto de vista. 

El juego ha sido creado por ooze, y editado por Kakehashi Games, y lo hemos podido probar en Steam gracias a GamePress. Es un juego que salió en septiembre de 2023, pero que ha entrado en el radar de muchas personas ya que ha llegado a Nintendo Switch como un indie más, lo que ha permitido que un diferente número de jugadores puedan acceder a este juego que es tan diferente, tan de otra época.

 

Pantalla de inicio

Uno de los juegos en los que he empleado muchas horas es Sid Meier’s Pirates, junto con otro llamado Piratas, y algunos semejantes como Port Royal. La libertad total para explorar, saquear, comerciar y convertirse en un rey del Caribe me hizo amar esos juegos. Desde esos, ningún juego ha logrado capturar la misma sensación de convertirme en un navegante y explorador de tierras desconocidas al mismo tiempo. Black Flag no lo logró. Sea of Thieves no lo logró. Skull & Bones definitivamente no lo logró. Y realmente tenemos aquí un digno sucesor

Sagres toma el ciclo de juego de Pirates (explorar grandes mares, atracar en nuevas áreas, comerciar, manejar suministros, hacer alguna que otra batalla), pero lo transporta a un escenario aún más interesante. En lugar del Caribe, nos ubicamos en la Era de los Descubrimientos. Juegas como Fernando, un recién graduado de la Escuela Naval de Sagres, una academia naval portuguesa de la vida real que se encargó de capacitar a gente como Pedro Álvares Cabral y Vasco da Gama. Después de graduarte, te encuentras con una amiga de la infancia de origen noble, cuya vida familiar está en crisis debido a un fallecimiento reciente. Decides unir fuerzas para convertirse en un prestigioso dúo de exploradores no solo por Europa, sino por todo el mundo, gracias a los esfuerzos previos realizados por Vasco da Gama.

 

 

Nos encontramos pues con un videojuego de rol pixelado que te transporta a la época dorada de los viajes en barco, que es un juego de rol y aventuras en mundo abierto con énfasis en la navegación. El juego toma por un lado la estética pixel art más retro (ochentera, incluso), con dibujos y sonidos más modernos y al estilo japonés. 

La pega que le podemos poner en este inicio es que el juego está en inglés (y coreano, japonés y chino), por lo que la parte del texto se puede hacer algo tediosa, y todos sabemos como los estudios orientales tienen gran gusto por la novela gráfica y que los personajes se desarrollen mucho en largas conversaciones. 

El menú, como tal, es muy sencillo, y la verdad muy del estilo del juego, minimalista en los gráficos con ese encanto (que para mi lo es) old school. Por lo demás, es un juego que es bastante directo a la hora de enfocarse al juego como tal.

 

¡Empezando a jugar!

Sagres te pone en la piel de Fernando, un capitán recién nombrado al mando de un barco y una tripulación portuguesa. Tu objetivo principal es encontrar al legendario explorador Sir Antonio, padre de Lucía, uno de los miembros de tu tripulación. Durante tu viaje, explorarás los siete mares, completarás misiones y descubrirás la historia del mundo que te rodea.

La visita a Lisboa con esta amiga es una suerte de introducción a la historia junto a un pequeño tutorial de las mecánicas del juego. Quizás se ve más pesada la parte de texto introductoria (por estar en inglés) que en si mismo el tutorial, que por otro lado introduce muy orgánicamente los controles y los detalles de micro gestión del juego, con las mecánicas de las misiones secundarias, exploración y comercio. 

Y se hace la magia. A partir de aquí el juego te atrapa con su narrativa cautivadora, personajes memorables y una ambientación histórica bien lograda. A diferencia de la mayoría de los juegos, Sagres te permite tomar el control de personajes portugueses, lo que aporta una perspectiva fresca y bastante sorprendente. 

Comienzas lentamente, con un barco en mal estado y no muchos recursos. Tus primeras misiones no tardan mucho en completarse. Probablemente navegarás de Portugal a otro país cercano que también hable una lengua romance (ya que esto impacta en la adquisición de información y la comprensión del diálogo), explorando un monolito en Francia o comerciando con España. Se necesita tiempo (y recursos) para mejorar tu barco a un estado que te permita explorar los océanos. Una vez que lo logras, Sagres se convierte básicamente en un Pirates más grande en términos de tamaño del mapa, pero no exactamente en cuanto a alcance.

 

 

Disfrutando de la partida

Lo más importante que te ofrece este juego es un mundo abierto por explorar a tu ritmo. Navega por los mares, descubre nuevos lugares, visita monumentos famosos como Stonehenge y las Grandes Pirámides, y aprende sobre la historia y la geografía del mundo. Visitas grandes ciudades, encuentras historias fantásticas (en libros) sobre animales o monumentos famosos, y sigues los rumores hasta encontrarlos. Esto aumentará tu renombre, y tu dinero. 

Para progresar en el juego, deberás aumentar tu puntuación de renombre completando estas misiones secundarias que hemos comentado, pero también la de la historia principal. Estas misiones te llevarán a diferentes lugares, te enfrentarán a enemigos y te pondrán a prueba en minijuegos como la pesca (recuperar un tesoro del fondo del mar), la excavación y la resolución de puzzles.

Sagres te ofrece un mundo abierto basado en ubicaciones reales de la época, desde el Nuevo Mundo de América hasta el Lejano Oriente. La libertad de exploración es un elemento clave en este videojuego, permitiéndote trazar tu propio camino y vivir la aventura a tu propio ritmo, aunque un pequeño detalle es que las misiones inicialmente sólo se pueden cumplir en Lisboa, capital de Portugal, dónde además podrás subir de rango si alcanzas prestigio suficiente. Estas misiones, por cierto, requerirán ser cumplidas en cierta cantidad de tiempo para ser pagadas, pero se pueden seguir pistas para llegar hasta ellas, si se paga lo suficiente en los lugares adecuados. 

Tu embarcación será tu hogar y tu fiel compañera en esta travesía. Sagres te brinda la posibilidad de personalizarla a tu gusto, eligiendo entre diferentes diseños, velas, cañones y demás elementos que se pueden comprar en el mercado. Por otro lado, puedes comprar diferentes navíos con más dinero, teniendo con cada uno mayor espacio para cañones, mercancía o cabinas para los indispensables navegantes que debes contratar. Adaptar tu nave a tu estilo de juego es muy interesante.

 

 

La gestión de recursos es un aspecto fundamental del juego. Deberás asegurarte de tener suficiente tripulación y suministros para navegar a tu destino, mantener la moral de tu tripulación alta y reparar tu barco cuando sea necesario, y todo esto se hace parando de puerto en puerto, renovando las provisiones o aumentando la capacidad de carga, normalmente comprando un barco nuevo. Todos estos detalles de micro gestión (incluidas las provisiones de tierra, que podemos explorar igualmente) enriquecen mucho el juego y no dejan coja la experiencia, pero tampoco la complican. 

Existen además diferentes ciudades (como por ejemplo Roma, Toledo o París) que no son accesibles por mar, y por tanto, debemos desembarcar en un puerto e ir caminando por los diferentes lugares (desiertos, montañas, bosques, llanuras) hasta llegar a nuestros destinos, dónde podremos realizar algunas acciones, como las de exploración o la visita a los gremios para ver nuevas misiones, o incluso, seguir rumores para encontrar nuevas maravillas. 

Los mares o los caminos terrestres no están exentos de peligros. En tu viaje te encontrarás con piratas, monstruos (marinos o no mi primera muerte fue por el Minotauro en Creta) y otros enemigos que intentarán obstaculizar tu camino. Sagres te ofrece un sistema de combate por turnos que te permitirá utilizar tus habilidades estratégicas para vencer a tus adversarios. Aprovecha las fortalezas de tu tripulación y utiliza armas y recursos de manera inteligente para salir victorioso de cada batalla. Y es que otra cosa que puedes hacer es comprar mejoras en los mercados, que van desde mejoras en la construcción del barco, hasta armas mejores o quizás un turbante para poder entrar en las poblaciones islámicas sin que se note que eres un portugués cristiano y no ser atacado. 

El sistema de combate de Sagres parece ser su punto más débil, ya que tiene gran componente de azar, aunque se pueda dirigir. Basado en un sistema de piedra-papel-tijeras, el resultado depende en gran medida de la suerte y la aleatoriedad.  El combate en Sagres se desarrolla por turnos y utiliza un sistema de piedra, papel o tijera con cartas. Dependiendo de tus estadísticas (o de si has bebido en la taberna), podrás ver las cartas de tu enemigo y elegir las tuyas en consecuencia. Sin embargo, el azar también juega un papel importante, por lo que tendrás que adaptarte a la situación y utilizar la estrategia para vencer.

 

 

La personalización de tu barco o la equipación de tu personaje también influye en el combate. Puedes equipar más cañones, mejorar la durabilidad de tu barco y obtener ventajas que te darán una ventaja en la batalla, como espadas, escudos o corazas.

La historia de Sagres va más allá de la simple exploración y el combate. En tu viaje te guiarás principalmente por la resolución del misterio de la desaparición del legendario navegante Sir Antonio (padre de Lucía). Investiga pistas, resuelve enigmas y descubre la verdad detrás de este enigma que envuelve al mundo de Sagres, o simplemente, pasa de ello y explora el mundo libremente con las misiones secundarias de exploración. 

Un detalle interesante que resalta el análisis es la mecánica del lenguaje. Dependiendo del puerto, necesitarás a alguien a bordo que hable el idioma local para entender la información disponible, ¡Que se puede hacer completamente ininteligible!. Este toque que añade complejidad y realismo a la experiencia, ya que debes contratar navegantes que conozcan diferentes idiomas, como puede ser el árabe, el germánico, lenguas romances o quizás el hindi, o hasta el maya 

Explorar es divertido hasta cierto punto, pero las misiones en sí no son muy interesantes, por repetitivas, aunque siempre tienes ganas de ir más allá, de cruzar el mar, de encontrar otro lugar diferente y de alcanzar donde nadie estuvo antes.

 

¡Sólo un rato más!

El encanto de Sagres radica en la sensación de aventura y lo desconocido. Sin embargo, su jugabilidad es cíclica. Entrar a una ciudad, recolectar información, abastecerse y partir se convierte en una constante. Sin embargo, Sagres te ofrece una gran variedad de opciones para jugar. Puedes centrarte en la historia principal, completar misiones secundarias, explorar el mundo y descubrir sus secretos, participar en el comercio, jugar a la lotería o simplemente navegar por los mares en busca de aventuras.

El juego te permite aprender a tu propio ritmo y te anima a experimentar y descubrir tu propia forma de jugar. La micro gestión de los recursos y las estadísticas puede ser un poco obsesiva, pero también es parte del atractivo del juego. Esto hace que aunque cíclico, exista variedad suficiente para no resultar aburrido.

 

 

 OPINIÓN: 

Es cierto que esta opinión está sesgada, y bastante, por las similitudes evidentes que este juego tiene hacia el Piratas (Sid Meier) o semejantes de los 80 y los 90, o bien los propios Port Royale (que son otros de mis juegos con más capacidad de enganche). Un juego de exploración, comercio y con un componente histórico que al final me termina enganchando, porque tiene un mundo por explorar y un montón de objetivos que localizar. 

Pero aunque esté sesgada no quiere decir que no se pueda hacer una reseña objetiva como la que hemos planteado (aun con cierto entusiasmo). Y no podemos obviar que por ejemplo en Steam ha recibido calificación de muy positiva, con más de 150 reseñas de jugadores y 40 de mentores, con lo que podemos hablar perfectamente de un juego que tiene muchas bondades, pese a sus claros problemas. 

Sagres combina a la perfección elementos de exploración, comercio, búsqueda de tesoros, combate por turnos y una historia cautivadora, creando una experiencia de juego completa y satisfactoria. Tanto si eres un fanático de los juegos de rol como de los juegos de piratas, Sagres tiene algo que ofrecer para ti.

Con su mundo abierto, personalización de barcos, combate por turnos y una historia cautivadora, Sagres se convierte en una opción ideal para aquellos que buscan una experiencia de juego única y emocionante. Si bien la dificultad puede aumentar un poco en algunos puntos y las misiones pueden parecer repetitivas en ocasiones, Sagres ofrece una experiencia de juego única y adictiva, con una historia atractiva, personajes memorables y un mundo abierto lleno de posibilidades.

Una joya oculta que agradezco a mis compañeros de Somos Gaming poder probar como parte del equipo. Como DiceFolk o Inkulinati, este juego tiene un hueco en mi corazón y mi memoria. De verdad, tenemos que añadir un ítem a mayores en las reseñas, que es “Factor de enganche” o de diversión, porque otra cosa no, pero estoy deseando robar ratos de sueño entre corrección de exámenes para navegar un rato más

 

 

GRÁFICOS: Al principio el estilo pixel art y esa vista como de juego de los 80 o principios de los 90 es muy agradable, pero quizás se podría haber planteado un pixel art más modernizado, actualizado. 

HISTORIA: No es el fuerte la historia principal, pero todo el encanto que rodea al juego, las misiones secundarias, el halo de misterio y los monstruos míticos que te puedes encontrar hacen de Sagres algo diferencial.

SONIDO: No es lo más destacable del juego, acompaña pero no destaca a un nivel excepcional. 

JUGABILIDAD: Excelente. Sencilla, con gestión, con movimiento, con combate (aunque sea poco estratégico y con bastante azar), pero todo ello de manera muy integrada, sencilla y muy accesible con el ratón.

ENTRETENIMIENTO: Excelente juego en el cuál te interesa seguir y seguir explorando, para encontrar una nueva misión, llegar el primero a América o ser el primero en hallar los templos de Abu Simbel.

 

 

Desde Somos Gaming queremos dar las gracias a GamePress y Kakehashi Games por facilitarnos clave digital

Síguenos en X para no perderte nada y en nuestros canales de WhatsApp y Telegram

Pablo
Últimas entradas de Pablo (ver todo)
Facebook
Twitter
Telegram
Skype
Pinterest
Digg
LinkedIn
Reddit
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *