TENDENCIAS HOY

Análisis – Three Minutes To Eight

Análisis – Three Minutes To Eight

¿Conseguiremos parar el reloj o hacerlo saltar 1 minuto para no morir?

 

 

Antes de nada, como siempre agradecer a GamePress la posibilidad de poder disfrutar de este título que por cierto nos ha gustado mucho.

 

Nuestro protagonista despierta en su domicilio a las 19,33. Parece ser que por su cuerpo circula una extraña sensación de tener la necesidad de hacer algo. Según vamos cogiendo el tono al juego nos damos cuenta de que debemos de ir recopilando objetos, charlar con los vecinos del edificio y sobre todo e importante explorar e interactuar bien con el entorno.

Es una aventura con gráficos pixel art donde estamos predestinados a morir a las 19.57 (de ahí el título 3 minutos para las 8) es decir, disponemos de 24 minutos para hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitarlo, solo nosotros podemos hacerlo

 

 

La verdad que es un juego muy curioso tipo aventura gráfica de antaño donde debemos de hablar con los personajes que encontramos como pueden ser PD-99 un robot gigantesco del cual tendremos que ingeniárnosla para que nos deje pasar, ya que según él somos persona sospechosa y no grata. Tendremos también una vendedora de productos informáticos y electrónicos que nos puede venir muy bien para conseguir cosas que nos harán falta, un vagabundo del cual le ofrecemos nuestra ayuda, un puesto de venta de comida rápida con unas alitas de pollo de rechupete según nuestro protagonista y hasta una abuela que es vecina y estará de manera persistente buscando su gato.

Incluso en un momento veremos a un hombre con gabardina como pudimos leer en una nota que no viene con buenas intenciones. Además de todo esto, en un momento del juego veremos a “nuestra novia” y digo nuestra porque parece ser que ni nosotros mismo lo sabemos.

Es importante dejar algo claro. Como dijimos tenemos 24 minutos para averiguar y buscar el máximo de objetos y pruebas para intentar no morir aunque en los primeros intentos será inevitable teniendo que volver a empezar, pero con la diferencia que el juego nos permite quedarnos con uno de los objetos que conseguimos en esa, llamémosla primera pasada. Cada vez que pasemos de una estancia a otra o incluso nuestro personaje se encienda un cigarro, pasara un minuto. Esto es importante para explorar bien todas las zonas antes de cambiar de lugar.

 

 

Es importante dialogar mucho con los personajes, ya que en muchas ocasiones habrá nuevas respuestas y todo podrá cambiar y dar un giro en la aventura. Como puede ser una máquina del tiempo para resolver nuestras dudas y ¿por qué no?, saltar un minuto al tiempo para no morir. En las conversaciones nos dirá lo que nos hace falta para que nos puedan ayudar hacerla. Un cerebro, hilo plateado, una batería y un motor. Si hemos estado hablando bien con los personajes sabremos perfectamente donde ir a por estos materiales y ponernos manos a la obra pero ojo no será nada fácil.

Es de suma importancia que el robot que es el conserje del edificio nos dé la llave de la taquilla, ya que ahí encontraremos un par de objetos que marcaran el devenir de la aventura.

Por lo demás es pensar y pensar. Intentar combinar objetos, usar objeto con algo o alguien y así sucesivamente para ir avanzando. No os desesperéis porque llegaremos a las 7:57 en muchas ocasiones y moriremos. Nosotros hicimos múltiplos intentos también para verlo todo porque existen 4 formas de morir al igual que múltiples finales y objetos misteriosos por recoger y más que nada por lo logros, nosotros seguíamos jugando para sacarlo todo al 100% aunque hay que tener paciencia.

 

 

Como podéis ver Three Minutes To Eight dispone además de 4 formas de morir cuando el reloj llegue a las 19:57, de 10 finales, existe 10 formas de acabar el juego que va desde la opción más rápida a la más larga. Recordar que cada vez que morimos podemos escoger quedarnos con un objeto encontrado, así que será buena hacer una buena elección.

Por otro lado, podemos ver como existen 6 misterios los cuales se irán revelando a medida que acabemos el juego en cualquier final o descubriendo cosas que no vamos a hacer spoilers ahora.

Conclusiones

Estamos ante una de las aventuras gráficas de antaño en pixel art y con la novedad de una historia nunca vista en un juego. Así que mi enhorabuena para los desarrolladores del juego por este maravilloso Three Minutes To Eight.

Gráficos: Aventura pixel art en tercera persona muy bien mostrada.

Historia: 3 minutos antes de las 8 como es la traducción en español. Una novedad jamás vista que lo ejecutan muy bien.

Sonido: Correcto, sin más. El sonido de la explosión, los temblores de cámara y el sonido en los robots muy correctos.

Jugabilidad: Acorde a las típicas aventuras gráficas. Conseguir objetos, combinarlos, usarlos todo muy bien explicito y acorde al título.

 

 

Desde Somos Gaming queremos dar las gracias a GamePress y Assemble Entertainment por facilitarnos clave digital

Síguenos en X para no perderte nada, en nuestro canal de Youtube y en nuestros canales de WhatsApp y Telegram

Alfredo
Facebook
Twitter
Telegram
Skype
Pinterest
Digg
LinkedIn
Reddit
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *