TENDENCIAS HOY

Una historia de…William Higinbotham, el abuelo de los videojuegos

 

Con “Openheimer” siendo aclamada por crítica y público y arrasando en cines, era de esperar que salieran a flote viejas historias sobre aquellas otras mentes brillantes que trabajaron en Los Álamos. En lo que a nuestro mundo concierne, existe un nombre fundamental del mismo sobre el que hay bastante consenso en considerarlo el abuelo de los videojuegos.

William Higinbotham era, en la década de los 40 del pasado siglo, un físico extraordinario, por lo que no es de extrañar que fuese reclutado para la oficina de electrónica del proyecto Manhattan. Años después de finalizada la guerra, en 1958, esta mente genial daría a luz un novedoso divertimento electrónico, ideado sin más pretensiones que entretener al público de una exposición anual que organizaba su universidad, el “Tennis for two”. El primer videojuego.

Cierto es que esto no está falto de controversias, pues ya había precedentes de este tipo de juegos electrónicos, como “Bertie the Brain”, el 3 en raya de Josef Kates, de 1950, el Nimrod de la compañía Ferranti, la primera máquina creada exprofeso para jugar, o el “OXO” de Alexander S.Douglas, que perfecciono el 3 en raya de Josef en 1952 mediante los primeros computadores capaces de almacenar instrucciones durante la ejecución, y el cual es principalmente el que disputa el honor de ser el primer videojuego. Era un juego que se jugaba en una pantalla electrónica, aunque también es cierto que estos juegos carecían de movimiento o interacción en tiempo real, lo cual hace que para gran parte de la comunidad gamer no se considere videojuego como tal. Podríamos ahondar en estos ejemplos y otros, analizar que es en realidad un videojuego y debatir sobre todo ello, y lo haremos, otro día.

 

OXO” ¿Videojuego o no videojuego? Hay la cuestión…

 

Hoy quiero hablar de “Tennis for two”, pues es el primer videojuego con cierto éxito y fama en su corta vida, además de adelantarse más de dos décadas a los primeros videojuegos modernos. Y porque se me ha venido a la cabeza su historia con lo de la peli, por contarlo todo. William realizó su obra con un osciloscopio del laboratorio nacional de Brookhaven, a modo de monitor, conectado con una computadora analógica.

Hizo que la máquina mostrara sobre el oscilador una línea horizontal que hacía de suelo, otra más pequeña vertical que hacía de red y una pelota. La pelota se controlaba mediando un rudimentario controlador con un botón para golpear y un mando para la dirección. Lo más difícil era que la pelota reaccionara bien al suelo o a la red, y tanto lo consiguió que incluso imitaba pequeñísimos toques a la red que cambiaba la velocidad y dirección de la bola. También daba opciones como cambiar la velocidad, el tamaño del campo o de la red, la gravedad (Podías jugar con gravedad de Marte o de la Luna, por ejemplo). Las primeras opciones y configuraciones de un videojuego también estaban aquí. Se convirtió en el principal reclamo de la exposición.

 

Esto es una genialidad que se adelantaba décadas a su tiempo

 

¡Una pasada lo que consiguió con medios tan rudimentarios! Así que William se dedicó a mejorar su invento para la feria del siguiente año, donde nuevamente fue todo un éxito así que más tarde lo patento y se hizo de oro con los derechos de… Pues va a ser que no. Lo de la segunda feria es verdad, lo mostro refinado y fue la comidilla de los asistentes, pero después William lo desmonto y nunca más quiso saber de él. Era solo una curiosidad, y un físico de su nivel no estaba para juegos, y aunque es verdad que en aquel momento era tecnológicamente inviable hacer un negocio de esto, ni tan siquiera lo patentó.

Con el paso del tiempo y el nacimiento y consolidación de la era de los videojuegos jamás quiso darse ningún mérito, ni estuvo especialmente interesado en la industria, lo seguía considerando irrelevante. Siguió a sus investigaciones y, como muchos de sus excompañeros de Los Álamos, dedico gran parte de su vida y su energía a formar parte de un beligerante frente en contra de la proliferación y uso de Armas Nucleares.

 

El ingenio solo fue disfrutado en las exposiciones donde fue exhibida

 

Al “Tennis for Two” original solo pudieron jugar un puñado de afortunados en un par de ferias, pero ya teníamos aquí el primer videojuego con movimiento e interacción en tiempo real, tremendamente influente en las siguientes generaciones. Aunque tuvimos que esperar 24 años más para que llegara “Pong” y el mundo se moviera, que diría el pistolero Roland.

Visto esto, creo que a William no le queda nada mal el título de Abuelo de los videojuegos.

Santiago
Últimas entradas de Santiago (ver todo)
Facebook
Twitter
Telegram
Skype
Pinterest
Digg
LinkedIn
Reddit
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *