Análisis – Outcast The New Beginning

Análisis – Outcast The New Beginning

Un mundo enorme en todos los aspectos

 

 

Los juegos de mundo abierto están muy de moda últimamente, es algo que a mi personalmente me encanta, soy de esos que se olvidan de la misión principal y se pierden explorando y completando misiones secundarias. Y este juego es muy bueno para hacer precisamente eso

Estamos ante un mundo enorme, tenemos para explorar un basto territorio a lo largo, ancho y alto Si, a lo alto también, pues en este juego la altura a la que podemos llegar también es muy grande en algunos puntos.. Pero no corramos tanto, vamos a analizar el juego por partes

En Outcast somos Cutter Slade, un personaje pintoresco, con un alto nivel de sarcasmo, divertido y “modesto”, una personalidad que engancha desde el principio y que hace disfrutar de los diálogos del juego (que son muchos), hasta el punto que he llegado ha saltarme muy pocos

Aparecemos de manera extraña en Adepha, un planeta frondoso, lleno de fauna y flora, donde habitan los Talan. No recordamos nada de nuestro pasado o de como hemos llegado aquí, y curiosamente cuando morimos volvemos a reaparecer.

 

 

Iniciamos el juego con un buen tutorial introductorio para aprender a manejar nuestro personaje y sus habilidades, y vamos descubriendo que tiene una hija, y que quiere volver con ella, sin recordar nada más. Para ello deberemos ayudar a los Talan y salvar Adelpha de unos invasores, que resultan ser humanos

El movimiento, las acciones del personaje, los combates… todo está muy bien hecho y funciona muy bien. Yo lo juego en Series X/S y en modos rendimiento, se puede poner en modo calidad pero no lo probé y no creo haga falta. Como dije al principio Adelpha es un mundo enorme, vivo, y con mil detalles a nuestro alrededor. Hay multitud de especies animales y vegetales que iremos descubriendo y añadiendo a nuestros datos, muchas aldeas con misiones secundarias y muchos tesoros por descubrir. Si sigues la historia auguro más de 25 horas de juego perfectamente, si como yo exploras el mundo la cifra se puede multiplicar por cuatro perfectamente.

Por suerte casi desde el principio nos haremos con una mochila propulsora como parte del equipo de Cutter, que nos permitirá ir “volando” de un sitio a otro a gran velocidad, conforme la mejoremos, al más puro estilo Iron Man (casi). También tendremos posibilidad más delante de usar monturas voladoras, y lo más importante, iremos desbloqueando portales para poder ir en el acto de un lugar a otro. Fundamental para completar la historia rápida, si quieres.

 

 

Explora, recolecta, destruye…

A parte de la misión principal, o como parte de ella en ocasiones, tendremos muchas misiones secundarias que nos llevaran a recolectar recursos para crear pociones y objetos o mejorar equipo y habilidades. Otras estarán más centradas en el combate, y serán de eliminar monstruos o reconquistar puestos (esto me recordó a Far Cry en varios aspectos, seguro que me entendéis). Un combate que si bien me parece bien hecho y lo disfrutas, resulta algo fácil a veces, sobre todo contra los robots y humanoides.

Por otro lado aunque las misiones sean muchas, el fondo es el mismo para los distintos tipos y resultan a veces repetitivas, lo que puede hacerlas pesadas.

 

 

La lengua suelta…

Pero no todo en el juego será ir de aquí para allá o pelear, para disfrutarlo también pasaremos mucho rato en las ciudades charrando mucho con los habitantes. Y sí, he dicho disfrutarlo, pues es uno de esos pocos juegos que no te aburres de interactuar con los PNJ, y eso es gracias a la personalidad de nuestro Cutter Slade. En casi todas las charlas, muy bien dobladas tanto en audio como subtítulos por cierto, nuestro personaje dará su toque de humor o sarcasmo, amenizando la conversación y sacando lo “mejor” de cada habitante. Yo personalmente lo he pasado bien escuchando las charlas como si estuviera en el cine viendo una película pero interactiva.

En las ciudades también comerciaremos o crearemos objetos y equipo, y ayudaremos a solucionar problemas de convivencia para hacer de Adelpha un mundo mejor

 

 

Empezando a terminar…

Ya hemos hablado de la historia (lo que puedo sin destriparos lo que he descubierto hasta ahora), de la jugabilidad y los combates, y de lo fantástico que luce gráficamente el mundo de Adelpha, así que poco nos queda ya que decir del juego, aunque mucho lo que nos puede ir sorprendiendo si nos gusta dedicar horas a la exploración. Queda comentar sobre el sonido, que quizas sea el punto más flojito del juego. Tiene una buena banda sonora que acompaña el juego de forma correcta y acentua un poco los momentos de accion, pero se queda corta ante lo bien que luce el resto del juego. Buenos efectos sonoros y nada reseñable por otro lado.

Así pues, para resumir, lo que vais a encontrar en Outcast es un hermoso mundo abierto esperando ser explorado, lleno de criaturas y plantas en varios biomas, y una historia inquietante con detalles interesantes, que si os ponéis a completarla del tirón no creo os defraude y os enganchará una buena cantidad de horas. En definitiva un juego muy recomendable, de esos come horas, en el que podemos elegir como enfocarlo y disfrutarlo de varias maneras.

 

 

Desde Somos Gaming queremos dar las gracias a Dead Good Media y THQ Nordic por facilitarnos clave digital del juego

Síguenos en X para no perderte nada, en nuestro canal de Youtube y en nuestros canales de WhatsApp y Telegram

David
Últimas entradas de David (ver todo)
Facebook
Twitter
Telegram
Skype
Pinterest
Digg
LinkedIn
Reddit
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *